Menu

Cultura de Marruecos

Marruecos es un país de grupos multiétnicos con una rica cultura y civilización. A lo largo de su historia, ha recibido visitantes tanto del este (fenicios, judíos y árabes), del sur (Moros y habitantes de África Subsahariana) y del norte (romanos y vándalos), quienes han impactado la estructura social de Marruecos. En el país conviven, además, distintos tipos de religiones, tales como el paganismo, el Judaísmo, el Cristianismo y el Islamismo. Cada región posee sus propias características, contribuyendo a la cultura nacional. Marruecos ha establecido entre sus principales prioridades la protección de su diversidad y la preservación de su patrimonio cultural.

En Marruecos es muy común el regateo. La mayor parte de los marroquíes tienen mucha experiencia al desempeñarlo, por lo que habitualmente acaban sacando provecho de los compradores extranjeros en lugar de beneficiarlos. Debido a esto, suele ser preferible pagar el precio estipulado. Por lo general, los habitantes son personas hospitalarias, y suelen invitar a cenar como señal de cortesía a los desconocidos. Al igual que en Japón y en otros países orientales, los marroquíes suelen quitarse los zapatos al entrar en su casa. Además, los huéspedes suelen otorgarle un obsequio a sus anfitriones si son invitados a cenar, tales como un postre tradicional del país, o una gallina viva. La mayor parte de los marroquíes consumen sus alimentos sin utilizar cubiertos, directamente con sus manos; siempre lo realizan con la mano derecha, ya que se considera incorrecto utilizar la izquierda.

RELIGION : La religión oficial de marruecos es el islam. Existe libertad de culto. Hay también minorías judías y cristianas.

Grupos étnicos y idiomas : Marruecos es considerado un país árabe-bereber, aunque algunas personas lo consideran con una identidad mayormente bereber-africana. Aproximadamente el 42% de la población poseen una identidad bereber, pese a que más tienen ancestros bereberes. Éstos se identifican principalmente por el idioma, por su forma de vestir tradicional y por su cultura, además de su distintiva música y danza. Los bereberes no se identifican a sí mismos por lazos de sangre. Su idioma aún no ha sido oficialmente reconocido en Marruecos, aunque el francés, por ejemplo, si se considera lengua oficial por haber sido el idioma colonial. El árabe clásico continúa siendo la principal lengua oficial de Marruecos y se suele utilizar en las actividades culturales y socio económicas, además de en los medios impresos, pero nunca se utiliza entre los marroquíes. Lingüísticamente, el Bereber pertenece al grupo afro-asiático, y tiene muchos acentos y variantes. Los tres acentos más utilizados en Marruecos son el Tachelhit, Tamazight y el Tarifit (también llamado Thamazight por sus hablantes). En forma colectiva, dichos dialectos son conocidos como «Chelha» en árabe marroquí y como «Barbaria» en el árabe tradicional utilizado en Oriente Medio. Los términos «Barbar» y «Chelha» con considerados por la mayor parte de los activistas bereberes como extremadamente ofensivos y humillantes. Prefieren la palabra Amazigh. El Tachelhit (también conocido como «Soussia») es hablado en el suroeste del país, en el área rodeada por Sidi Ifni en el sur, Agadir en el norte y Marrakech en los valles Draa/Sous del este. El Tamazight se habla en el Atlas Medio, entre Taza, Khemisset, Azilal y Errachidia. Por último, el Tarifit se utiliza en el área del Rif, al norte de Marruecos.

-GASTRONOMIA : Los productos básicos son como en España, es decir, frutas, verduras, distintos tipos de carne (excepto cerdo) y pescado. Aunque la variedad de comidas no es muy grande si es bastante agradable. Los platos más representativos de su gastronomía son: Tajine, cus cus, pinchitos, ensaladas, sopa, pastella………. Existe muy buena pastelería La bebida nacional es el té a la menta.

REGLAS COMPORTAMIENTO: El acceso a las mezquitas esta prohibido a los no musulmanes. El te a la menta es símbolo de hospitalidad y se ofrece frecuentemente. Es recomendable pedir permiso a las personas si se quieren fotografiar.